Buenos días Surfers.

Cuando hablamos de técnica de Surf, casi todos pensamos en la puesta en pié o Take off, si somos principiantes o en la posición del cuerpo en la pared si tenemos algo más de nivel. Pues bien, en el Surf hay una infinidad de cosas a las que atender y una de las más importante es cómo entramos a la zona de rompiente o cómo llegamos al pico. Pasamos más de la mitad del tiempo intentando pasar las espumas para llegar a la zona que más fuerza tiene la ola, en el caso de iniciación. Y esto nos resta muchísima energía. En el caso de los que tienen un poco más de nivel, una buena técnica de pato y una buena remada de recuperación nos ayudarán a no agotarnos demasiado. Otro día hablaremos de esto.

Hoy quiero poner la atención en las 4 fases de todo surfista. Estas 4 fases existen siempre, tengas el nivel que tengas, solo que el tiempo que le dedicas a cada fase se va reduciendo con la práctica y el entrenamiento.

1. La Preparación o colocación sobre la tabla. 

Es la primera y la más importante, ya que de ella depende el resto de las fases, nuestras sensaciones sobre la tabla y sobre todo la eficacia de nuestra remada. Dentro de la colocación podemos hablar del lugar sobre la tabla y posición del cuerpo para un mejor alineamiento. Mantén siempre tus piernas juntas, glúteos activos y pecho alto. Gestiona tu posición en el eje longitudinal de la tabla y colócate en el centro de la misma, alineado con tu ombligo-nariz.

2. Remada.

Debe ser cómoda y eficaz. Alterna de adelante atrás y paralela a los cantos de la tabla. Es más importante la fase de empuje que la de tirada. Existen 3 tipos de remada:

A. Remada de tracción o arranque, que la utilizamos a la hora de comenzar el movimiento para coger una ola. Es más forzada y lenta, nunca remes demasiado en esta fase.
B. Remada de acompañamiento. Remada más rápida que tiene como misión igualar la velocidad de la ola y que nos lleve. No dejes de remar hasta que sientas que la ola te lleva.
C. Remada de recuperación o retorno. Remada que usamos para volver al pico. Debe ser suave, continua y sincronizada con una respiración profunda y larga.

3. Take off. 

Hay varias técnicas para realizar el stand up o take off, elige la que mejor te venga para tu nivel físico y tu flexibilidad. No intentes imitar a otros compañeros si tus intentos están siendo forzados e incómodos, solo conseguirás frustrarte. Mira siempre hacia adelante y mantén la presión de tus manos al 50-50, manteniendo un buen apoyo sobre ellas.

4. Posición Base.

Para mantener el equilibrio sobre la tabla son importantes varias cosas.

A. Peso centrado en el eje longitudinal, el centro de la tabla tienen que estar bien presionado por el pié de adelante.
B. Tus caderas y hombros deben estar ligeramente orientados hacia la playa o pared. Necesitamos campo de visión y una posición cómoda, por eso debemos orientar caderas y hombros para dar más amplitud al cuello, proyectar los brazos y nuestra intención.
C. La espalda ligeramente flexionada con la cadera en retroversión, centro de gravedad bajo gracias a la flexión de piernas. La mirada siempre tiene que estar en la horizontal, nunca inclines el tronco y mires de lado porque perderás tu perspectiva.
D. Los brazos elevados y separados del cuerpo, para mantener el equilibrio y proyectados hacia la dirección que quiera llevar. Estos son la proyección de nuestra maniobra, primero brazos y luego el resto del cuerpo y por último la tabla.

Espero que os haya parecido interesante y lo pongáis en práctica.

Nos vemos en Salinas este verano con Surf In Methodology.