Cada día estamos más acostumbrados a ver el mundo del Surf adornado con la palabra Yoga como complemento atractivo a la práctica de este precioso deporte. Ver al Yoga como una herramienta para trabajar el cuerpo físico es lo habitual y lo que se transmite desde los medios, pero no es del todo completo y no hace honor a lo que de verdad es el YogaYoga es mucho más que asanas para trabajar la flexibilidad, fuerza y equilibrio, Yoga es relajación, respiración, meditación, alimentación y pensamiento positivo, además de una forma de vida desde la moralidad y la ética.

Si en algo se parecen el Surf y el Yoga es en su definición, “forma de vida”.

Bajo mi punto de vista, como practicante y profesor de Surf, además de profesor de Yoga, pienso que el Surfing tiene un carácter espiritual que lo hace diferente a otros deportes, una conexión y respeto por la naturaleza que no se acaba de transmitir en los cursos que se imparten y mucho menos en la industria del Surf.

Si unimos 2 hermosas filosofías de vida como son el Yoga y el Surf, tenemos mucho más que simple surf o simple yoga, accedemos a una experiencia única, holística y reveladora. Unir la visión elevada del Yoga con la experiencia terrenal del Surf como deporte, complementa visiones individuales limitadas y nos permite vivir al mismo tiempo ambos planos. Incluir el Yoga, en todo su abanico de técnicas y áreas, dentro de un deporte como el Surf, nos ayuda a conectar con nuestro verdadero potencial físico, mental y espiritual.

Las asanas nos ayudan a armonizar el cuerpo y la energía que fluye en este, nos dan flexibilidad, fuerza y equilibrio. La meditación nos hace tomar conciencia de nuestra verdadera identidad y potencia habilidades mentales como la atención, concentración y claridad mental. La relajación ayuda a la recuperación después del entrenamiento y además a gestionar los procesos emocionales en competiciones, miedos o bloqueos. Las técnicas de respiración o pranayamas nos equilibran mental y físicamente a la vez que nos ayudan a aumentar el nivel de energía interior y aumentar la capacidad cardio pulmonar. Una alimentación adecuada nos coloca en un lugar de salud, bajo en toxinas y alto rendimiento físico.

El pensamiento positivo y las visualizaciones ayudan a conseguir objetivos, aumentar la autoestima y ver las verdaderas capacidades del surfista. Además de los beneficios reales de trabajar conceptos elevados como agradecimiento, respeto, empatía o compasión, que nos ayudarán a la interacción en el agua con otros surfistas, valorar y respetar el entorno, y conectar con la filosofía intrínseca del mar y sus metáforas como enseñanzas.

Os animo a practicar verdaderamente Yoga para integrarlo en vuestra práctica de Surf diaria.

Texto:

Alberto Escobar Dorado
Coach Especialista en Inteligencia Emocional y PNl
Profesor de Surf
Profesor de Hatha Yoga
Técnico Superior en Actividades físicas
Estudiante de Neuropsicología e Inteligencias múltiples.
Apasionado de las filosofías orientales Budismo y Vedanta